domingo, 25 de diciembre de 2011

Carod Rovira: Un indigno frente a los indignados



Desde hace ya un tiempo se perciben señales preocupantes desde Cataluña. No se trata del hecho de que más de setenta mil personas voten a PxC, con un ideario infame, escandalosamente racista; tampoco de que la tercera ciudad de Cataluña la gobierne con el aval popular un tipo cuyo discurso gira, de nuevo, únicamente contra la inmigración; también, esa ya habitual tendencia de su policía autonómica para dar palos y palos donde haga falta; o las comentarios inadmisibles de un Consejer de Interior, protegido por un mandamás que no duda en usar helicópteros para llegar a su puesto de trabajo.

Populismo, represión, derechización de la sociedad catalana y palabras claramengte excluyentes, bien por su nacionalismo pronunciado, bien por su xenofobia preocupante. Solo faltaba, por supuesto, Carod-Rovira.

El tipo que un día fue esperanza del independentismo, pero también de cierto sector de la izquierda; el tipo que se reunió con la cúpula de ETA, para hacer un regalo al pueblo catalán (no habría más víctimas en su país. En el resto del Estado ya no era su problema). Este tipo, ayer publicó un artículo en "Nació Digital" en la que dejó claro lo que es, lo que ha sido y lo que será, refiriéndose al movimiento entorno al 15M.


Citas de este intelectual en el citado artículo:

"Tienen, como españoles, todo el derecho del mundo a indignarse. Pero si quieren hacerlo, como españoles, lo mejor es que no se equivocasen en el mapa y se manifiesten, se indignen, se meen, pinten, chillen e insulten, allí donde les corresponde, en su país", 

"Han pintado sus pancartas mayoritariamente en castellano y se han expresado públicamente en este idioma (...) para no dejar entrar el nacionalismo en la acampada".   

"¿Es cierto que, como se apunta en algunos ámbitos, que entre los indignados (...) hay algunos infiltrados que son agentes del CNI y que tienen como objetivo dar internacionalmente la imagen negativa al mundo que se está dando de Cataluña?".   
   
"¿Qué credibilidad tiene la indignación de una gente, la mitad de los cuales está en contra del derecho de autodeterminación? ¿Cómo entender que Falange se haya adherido formalmente a la concentración?"
   
"indignación de pacotilla"  


"Siendo españoles, motivos para indignarse no es que falten. Si yo fuese español, que no es el caso, me habría indignado seis siglos antes".      
La nación antes que la democracia. Este hombre lo deja claro. 

Además, el tono peyorativo dirigido hacia los españoles es el mismo que se percibe cuando se escucha al alcalde de Badalona o a los de PxC: pura xenofobia.

En fin,  ojalá este tipo coincida un día con Sánchez Dragó y, en un momento de lucidez, descubra que ha encontrado la horma de su zapato. Harían buenas migas, seguro. Pues a Tailandia de vacaciones, pareja. 

http://www.naciodigital.cat/opinionacional/noticiaON/1964/indignacio/espanyola

No hay comentarios:

Publicar un comentario