sábado, 24 de diciembre de 2011

Esto ya lo decía...Gadafi


Bueno, cosas que pasan. Gadafi dijo antes de la resolución 1973 que los rebeldes eran "hijos de Bin Laden". Tal vez este tipo exagerara, Dios me libre de darle la razón, o de insinuar que, tal vez, solo tal vez, la intervención pueda fortalecer a los islamistas radicales a escasos 300 kilómetros de tierras europeas. Pero cuando te encuentras noticias que comienzan a apuntar a que parte de las armas de los rebeldes a los que defiende la ONU, la OTAN y la Virgen Santa, pueden estar llegando a manos de AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico), uno como que duda. Vamos, que no seré yo quien diga que la intervención está mal o es innecesaria. Solo quiero decir que agüita, agüita.

"ALQAIDA DEL MAGREB SE ABASTECE DEL ARSENAL REBELDE LIBIO
Mikel Ayestarán.

Un convoy de ocho furgonetas «pickup» cargadas de armas logró llegar a Mali procedente del este de Libia. Se trataría de armamento y municiones extraídos de los arsenales del antiguo Ejército libio y, según declaraciones de responsables de seguridad argelinos a Reuters, en el envío figuran los temidos lanzamisiles SA-7 de superficie-aire (cuyas siglas en inglés son SAM), el equivalente ruso de los Stinger. El convoy abandonó Libia con dirección a Chad y tras atravesar Níger llegó a Mali para caer en manos de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI).

Mientras parte del arsenal libio sale del país, las autoridades rebeldes han llegado a un acuerdo con Qatar y están a punto de cerrar otro con Egipto para poder comprar armas modernas con las que hacer frente a las fuerzas gadafistas. La toma del control de las operaciones por parte de la OTAN ha sembrado la desconfianza entre los rebeldes que piden más ataques desde aviones y barcos para poder avanzar de una línea del frente que un día más quedó fijada en Brega, a unos 200 kilómetros de Bengasi. La plaza Tahrir de la capital rebelde fue escenario durante la tarde de una manifestación anti OTAN para exigir el reinicio de los bombardeos (...)"

Fuente ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada