domingo, 25 de diciembre de 2011

Los Riesgos de manipular la CiberAgitación


La red viaja rápido, a veces demasiado. En foros sociales, en redes de distintos tipos, en Twitter o Facebook, las ideas se comparten a una velocidad inusitada.. Hay noticias que la prensa tradicional tarda en recoger prácticamente una semana más que cualquier twit de cualquier usuario. Y no solo por una cuestión de sigilo profesional, de contrastar las fuentes. Algunos periódicos no saben ni por dónde se andan.

Entorno a estas redes se han creado grupos amplios, diversos, escasamente estructurados, que se dedican a la ciberagitación. No solo es algo positivo sino necesario como herramienta de denuncia de determinadas realidades que quedan en los márgenes de los grandes medios de comunicación. Hay gente realmente interesante entre ese conglomerado de mensajes que denuncian todo tipo de cosas que están ocurriendo. Pueden venir de un espectro en el que comparten espacio desde grupos políticos como IU, Equo o Izquierda AntiCapitalista, pasando por gente muy activa dentro del 15M, de plataformas parejas, e incluso sectores de la izquierda más radical. Pueden ser independientes, simpatizantes o nada de lo dicho. Pero la cuestión es que esa dinámica abre las puertas también a distintas formas de manipulación, de utilizar esos climas creados para favorecer sus intereses. Porque en Twitter, por ejemplo, la mayor parte de la gente transmite mensajes, no ideas. No están meditadas, no forman parte de una elaboración que dé buen gusto al plato. Son comunicaciones fast food y, eso precisamente, las hace más frágiles a las "adulteraciones" interesadas.

Planteo, de un modo abierto, tres tipos de manipulación en estos entornos.

A. LA MANIPULACIÓN ESTILO "SALVADOS"

Es sencilla. Consiste en coger medios tradicionales de grandes corporaciones a las que no les interesan nada de nada los contenidos planteados, a no ser que les resulten rentables, y hacer programas sencillos en los que denunciar los desahucios, hacer guiños al 15M, poner en aprietos a los políticos y banqueros y, de este modo, sin mojarse lo más mínimo para que el espectador saque sus propias conclusiones, que todo el espectro ciberagitador les haga una publicidad gratuita impagable. Cada programa, un Trendic Topic mundial. Y se pagan caros.

Los que escogen los contenidos saben bien que van a ser la comidilla de las redes sociales, así que se venden bien. Son emisores del debate ciberagitador durante unas horas. Sacan audiencia a cambio, y hasta el siguiente programa, con discursos de escasa elaboración que mueven a los ciberespectadores a las temáticas que les interesan. Por supuesto, mientras, se dejan de hablar de otras. Parecer plural mientras se fomenta el bipartidismo. Seguir el modelo, sirva como ejemplo, de los periódicos monárquicos y madridistas el día después de la derrota del Real Madrid con el Barça. Nunca lanzaron tantos elogios a Guardiola, nunca le dieron tanto espacio, el día en que precisamente no querían hablar de Urdangarín.

B. LA MANIPULACIÓN INDIVIDUAL
Esta es más dolorosa, por decirlo de algún modo. Funcionaría del siguiente modo: uno aprovecha las corrientes de opinión, el aumento de la sensibilidad social hacia determinados temas como desahucios o despidos, para utilizar la rapidez con la que se mueve la información sin contrastar y apoyarse en esas estructuras de la red para obtener un beneficio. Puede ser económico también. Con pedir a un usuario conocido, con varias decenas de miles de seguidores en Twitter que lance tu mensaje, lo hará siendo sensible a tu problemática. Podrás expandir humo, podrás incluso crearle un problema a tu jefe por tu despido, después de que hayas sido un irresponsable en tu trabajo. Tal vez te acompañe gente a la protesta en la puerta de la empresa.

Estos también los hay, desafortunadamente. Están por ahí tratando de entrometerse entre lo urgente y lo importante, para dar pie a sus propias fábulas. Y media red se las come, porque uno se fía de la fuente a través de la que le llega la información, aunque nunca se haya cruzado con ella en la "vida real". Haced la prueba, no es difícil. Estaremos los demás para intentar quitaros el disfraz.

C. LA MANIPULACIÓN INVISIBLE

Este es el terreno de la conspiración en sentido clásico. La de siempre. Alguien maneja los hilos, nos divierte con nuestros jueguecitos. Tener un juguete como Twitter, protestar a través de él, solo sirve para canalizar las frustraciones sociales, que encuentren acomodo en otros que piensan igual y, mientras que sus vidas transcurren con normalidad, se van diluyendo. En definitiva, que los niveles de protesta sean lo suficientemente normales como para que solo estén demostrando la eficacia del sistema y sus controles, tal y como escribía hace muchos años Marcuse.

Hay ejemplos para todo. Se piensa que la CIA anda detrás de Anonymous y Wikileaks, porque le permite focalizar en una dirección esa oposición alternativa al sistema. Se discute sobre la propia existencia de la organización Al Qaeda y se habla de que el 11S fue un autoatentado, mientras que, al abrigo de la discusión, se hace lo que se desea hacer. En definitiva, se distraen y, como leí hace poco, mientras, desarticulan las conquistas sociales sin que arda ni una sola papelera en nuestras ciudadesPara colmo de males, resulta que somos pacíficos.

De su existencia o no, yo no sé nada. Pero circula una tesis muy divertida, según la cual tanto ZP como Rajoy son en realidad marcianos, que quieren contribuir, junto a otros marcianos como Merkel, Cameron y demás, a la destrucción del planeta. Pues eso, diversión mientras nos la clavan bien clavada.

Yo solo tengo clara una cosa. Mis mensajes, twits, etc., solo los tecleo yo, nadie los patrocina.
¿Y los vuestros?

1 comentario:

  1. sintÉtica aunQue Magnífica Tesis.Coincido en Todo contiGo pero la Violencia Ciudadana se me antoja el hijo Bastardo de la MiedoCracia. El hijo más Listo

    #EscracheConLacAbeZa

    ResponderEliminar