lunes, 9 de enero de 2012

El cuento chino de la Primavera Árabe y la Guerra contra Irán



Venimos de un Orden Mundial que ha durado una década y que ha estado basado en la Lucha contra el Terrorismo de Al Qaeda. Si algo deja claro 2011 es que esta organización terrorista deja de ser la principal prioridad para Estados Unidos. ¿Por qué?




  • Porque Bin Laden, la expresión viva del mal en esta década, ya está muerto.
  • Porque con Bin Laden muerto, saldada la deuda, Estados Unidos deja claro que no le interesa especialmente Afganistán. Por eso, no tiene el menor problema en comenzar a negociar con los Talibanes esos con los que, antes del 11S, no les unía una mala relación precisamente.
  • Porque terminada esta tarea, Al-Zawahiri and Company son un estorbo que se seguirá combatiendo en la medida de lo posible, para evitar una reorganización peligrosa en la zona, a pesar de las malas relaciones con Pakistán. Este país es un peligro mundial, pero parece ser que se ha llegado a la conclusión de que estará más controlado si poco a poco se llegan a acuerdos con los Talibanes, que dependiendo de los intereses corruptos y la incapacidad de controlar la zona de Zardari. 
  • Y porque ahora interesan otras cosas.
El desaguisado de Iraq, el histórico desastre allí desarrollado, le ha costado a Estados Unidos más de lo que parece. No solo por una oposición occidental a la guerra antes de iniciarla (de la que se benefició el propio Obama para llegar al poder) sino porque el resultado ha sido, tras centenares de miles de muertos, la imposición de un gobierno Chii en una zona que estaba controlada por un dictador suníe, molesto, pero con afinidades con uno de los dos principales aliados de Estados Unidos en la zona: Arabia Saudí. Al menos, con más afinidades que con Irán, desde luego, que parece ser el gran problema, a pesar de haber colaborado estratégicamente con Estados Unidos tanto en Afganistán como en Iraq, por su posición privilegiada.

Claro, que también está Israel de por medio, a quien en nada ha beneficiado la incursión de Estados Unidos en Iraq y quien siempre ha visto mayores y peores enemigos en Líbano, Siria, la propia Palestina y, por supuesto, Irán. Todos con gobiernos Chiíes. Ha llegado la hora de presionar y Obama, por fin, ha cedido a la presión.

Entre medias aparecen las revueltas árabes, la famosa Primavera Árabe. Hagamos un brevísimo balance del estado de la cuestión los primeros días de 2012:

  • Túnez, donde se depuso a un Dictador y ahora gobierna el Islamismo.
  • Libia, donde interesaba por una sencilla cuestión de recursos energéticos aprovechar la Primavera para hacer una intervención, comandada por Francia, que en plena crisis ha pasado tan desapercibida que ha sido la guerra más limpia que se recuerda. Ahora, gobiernan unos Señores que, de vez en cuando, cuelgan de edificios públicos banderas de Al Qaeda. 
  • Egipto, donde ha caído Mubarak (Aliado, por cierto, de Israel) y donde ahora se negocia con Hermanos Musulmanes nada menos.
  • Yemen, donde se acaba de presentar un proyecto de Ley para dar inmunidad a Saleh, que reprimió a sangre y fuego las protestas en la calle, premio a su colaboración por haber normalizado la presencia de Drones de Estados Unidos en la zona, donde Al Qaeda estaba ganando terreno a gran velocidad, y a haber entregado la cabeza de Al Awlaki, un molestísimo ciudadano de nacionalidad norteamericana que dirigía a esta organización.
  • Siria. ¿Qué decir de Siria? Diariamente se libra la batalla de la desinformación allí, donde muchos buscan un nuevo y urgente Libia. Sin embargo, Estados Unidos, que acabará actuando bajo la presión de Israel, tenía numerosos acuerdos con este país para albergar cárceles secretas y demás.  


En estos países, había mucha gente de a pie que buscaba libertad, democracia, que tenía y tiene buenas intenciones. Pero no les dejarán y, como decía un muy poco conocido cantante español, "Pienso que tras las grandes revoluciones se reinstaura sonriendo el orden anterior"


Mapa de la región del estrecho de Ormuz¿Y por qué Irán? ¿Porque es el enemigo más temido de Israel? ¿Porque tiene una fuente importantísima de recursos naturales de gas que, además, alimentan a China? ¿Porque se escapa del control de Estados Unidos? ¿Porque no tiene miramiento alguno en amenazar a Israel? ¿Porque quiere la bomba atómica?
¿Por su deseo de controlar el Estrecho de Ormuz, por el que se mueve el tráfico más importante de petróleo del mundo?


Podéis escuchar esta entrevista a una profesora iraní de Ciencia Política. Ella lo explica mejor:
http://www.cadenaser.com/actualidad/audios/va-haber-ataque-militar-iran/csrcsrpor/20120109csrcsr_12/Aes/


O leerla en: http://www.nazanin.es


Todas y muchas más, desde luego. Pero, mientras tanto, habría que tener presente algunos factores de riesgo:




  1. Que no es solo el líder de Irán quien quiere mantener esa postura beligerante con Estados Unidos y quien quiere la bomba atómica. Eso lo comparte con la oposición interna del país. Es decir, no hay una Irán que desee ser "salvada" por nadie, pero mucho menos, por Estados Unidos e Israel.
  2. Que este año hay elecciones en Estados Unidos y que, históricamente, no hay nada como una Guerra para salir reelegido.
  3. Que, con la crisis económica occidental, se está permitiendo articular una Guerra con claridad, cuyas consecuencias serán muy duras, sin que los movimientos de oposición occidentales digan "esta boca es mía". Es, sin duda, una de las consecuencias no intencionadas de los movimientos que exigen mejoras democráticas en nuestros países (15M, Ocuppy, etc etc). Que nos la están colando y que el poder siempre sabe sacar partido a sus miserias. 


Creo que es urgente retomar este símbolo. ¿Lo recordáis?


3 comentarios:

  1. He escuchado la entrevista esta mañana y, tal como lo ha pintado, las perspectivas parecen terroríficas.
    Pero estamos tan centrados en nuestra crisis (no sin motivo), que todo ésto no nos preocupa lo suficiente. U
    Por cierto, no sé si ha sido una percepción mía o ha llegado un punto en la entrevista en el que lo que decía esta señora estaba resultando incómodo a presentador y tertulianos.

    ResponderEliminar
  2. María José, yo escuché la entrevista a posteriori, justo cuando preparaba el post, y tuve la misma sensación. Estoy seguro que, de saber de qué iba a hablar Nazanín Amiriam, no la hubieran llamado.

    Yo no sé si el discurso de la profesora es demasiado alarmista. El tiempo y a corto plazo lo dirá. Lo que tengo claro es que preparan una guerra sin la menor oposición por parte nuestra, sin una queja, porque nos entretienen con otras cosas, y eso sí resulta preocupante porque morirá mucha gente.

    Gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  3. Buenas preguntas y mejores reflexiones para un asunto que tantos y tantos intentan descontextualizar y tergiversar. La llamada telefónica de Francino a Nazarín Amiriam todavía deja más claro el virus desinformativo que se expande en este tema. Algo que me ha gustado mucho escucharle decir es el silencio de la prensa occidental respecto al envío de soldados americanos a Israel frente al bombardeo mediático de las maniobras en Ormuz. Otra cosa que me ha gustado mucho oírle ha sido su dura crítica al incumplimiento por parte de Obama de sus promesas electorales, de eso nadie se acuerda ya tampoco. Del mundo occidental, claro...

    Y una apreciación a su opinión sobre el inicio de una tercera guerra mundial: seguiré pensando que la que viene (señales inequívocas las hay de sobra) no sera tercera (guerra fría) sino cuarta o incluso quinta... Pero este ya sería tema para otro post.

    ResponderEliminar