martes, 15 de enero de 2013

LA RESPUESTA DEL PSOE AL SONDEO EN EL QUE IZQUIERDA UNIDA REDUCE LA DISTANCIA

Era de esperar.

Tras la encuesta de Demoscopia publicada el domingo 13 de enero por El País, en la que se reducía la distancia entre el PSOE e IU a 7,7 puntos, el talante democrático de Rubalcaba ha salido a relucir con urgencia. Aquí tenéis los datos de esa encuesta:
http://elblogderaskolnikov.blogspot.com.es/2013/01/que-pasara-si-izquierda-unida-supera-en.html

El martes 15, ni corto ni perezoso, ha decidido proponer al PP blindar el poder que se reparten, en plan Sagasta y Cánovas, haciendo las circunscripciones más pequeñas. Cualquiera que entienda cómo funciona la Ley Electoral sabe que esto supondrá limitar gravemente el ascenso de las pequeñas fuerzas políticas. 

La excusa que pone para tamaña demostración de anti-democracia es, precisamente, la contraria: Acercar la política a los ciudadanos, desinteresados y hastiados por semejante estafa. 

Y así, Rubalcaba se pone a la altura de Cospedal, que propone que los políticos no cobren. El efecto es el mismo: que sigan gobernando hasta el fin de los tiempos. 

Acostúmbrense a estar alerta cuando lean titulares como estos. Rubalcaba, ese homo antecaesor de la política, da un paso más hacia la indignidad. Tiene claro que la ciudadanía es gilipollas. Pero estas mentiras, estas nuevas formulaciones para normalizar la estafa, las seguiremos denunciando. 

Link a las noticias:
http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/15/espana/1358248950.html
http://www.ideal.es/agencias/20130115/mas-actualidad/espana/rubalcaba-quiere-circunscripciones-pequenas-para_201301151259.html

domingo, 13 de enero de 2013

¿QUÉ PASARÁ SI IZQUIERDA UNIDA SUPERA EN VOTOS AL PSOE EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES?

Hoy nos hemos levantado con unas declaraciones de Cayo Lara en las que explicaba que "A lo mejor somos nosotros los que tenemos que llamar al PSOE para gobernar" (1) Algo que hasta hace muy poco tiempo podía parecer quimérico, pero que no lo es tanto viendo las tendencias de las encuestas de intención de voto. El domingo 13 de enero, el periódico El País publicaba un sondeo de Demoscopia en el que reflejaba que la diferencia entre la segunda fuerza política (PSOE) y la tercera (IU) de 18.8 puntos a 7.7 puntos. Así, el PSOE obtendría el 23,3% e IU el 15.6.

foton
http://politica.elpais.com/politica/2013/01/12/actualidad/1358017058_376467.html

De repente, ni es tan quimérico, ni es tan impensable pensar que IU pueda convertirse en segunda fuerza política, lo cual le llevaría, además, a beneficiarse de los infames regalos que la Ley Electoral realiza a los del Bipartidismo, capaces ya de agrupar únicamente al 53.1% de los votantes. En noviembre de 2011 votaron 24.590.557 personas. Por una simple regla aritmética, y asumiendo de que esto es más complejo de calcular, la actual distancia entre PSOE e IU estaría en 1.893.473 votantes. Quedan dos años. Todo puede pasar, pero ya no resulta imposible pensar en ese escenario. Con el voto de miles de absentistas, descontentos con la izquierda, la distancia se reduciría ya mucho.

La pregunta es sencilla. La formulé esta mañana en la red Twitter. Si IU rebasara al PSOE, ¿Creen que el PSOE apoyaría la investidura? o ¿Le daría el gobierno al PP?

Encontré un número generoso de respuestas. Troleos aparte, aparecieron dos tendencias diferencias: los que  aprovechaban la pregunta para acusar a IU de lo ocurrido en Extremadura, y los que daban por hecho que "no se iba a permitir que IU gobernara en este país". Así, la mayoría aventuraba un escenario griego, en el que los grandes partidos se alinearían para evitarlo. 

Yo relanzo esta pregunta por varias razones: primero, porque permite hablar de política y de programas de gobierno, y alejar un rato ese discurso del apoliticismo y la desafección que tanto le interesa a los del bipartidismo; segundo, porque ha de servir para que núcleos de absentistas y esa jaula de grillos que somos a menudo en la izquierda nos planteemos realmente si queremos intentar cambiar algunas cosas, aunque las dudas sobre algunos aspectos de IU sean razonables, aunque nos queden muchos matices que resolver; y, por último, porque estoy convencido de que si esa distancia se reduce, todos los partidos, toda la democracia de este país, se tendrá que quitar la careta para mostrar lo que realmente son.

Por ejemplo, el PSOE tendría que exponerse al abismo de aceptar un planteamiento de Jefatura de Estado como el de Monarquía o República o de apostar por la abolición del maltrato animal de una vez por todas, o al otro abismo, el de caminar, por fin, junto a la derecha, sin miramientos, sin medias tintas. Puede ser, en ambos casos, su desmembramiento definitivo. 

Se harán muchas lecturas de estas tendencias. Pero si continúan así, si esa distancia se sigue reduciendo, cundirá el nerviosismo y tendremos que ver, vivir o padecer el verdadero talante democrático de algunos. Hay quien piensa que antes de que gobernara en este país IU, sacarían de nuevo los tanques a la calle. ¿Lo creéis posible?

Este es un escenario que me gustaría contemplar. Pero los de IU van a tener que trabajar mucho. Los que no somos militantes de este partido, tendremos que poner en una balanza si merece la pena aunar esfuerzos ahora más que nunca, porque más que nunca es posible, o si seguiremos tirándonos los platos a la cabeza. Por mi parte, la cosa está clara. He dirigido una carta a quienes sienten esa desafección política (http://elblogderaskolnikov.blogspot.com.es/2013/01/carta-la-desafeccion-politica.html). Y aspiro a convencer a uno, a dos, a diez, quién sabe.  


(1) http://www.publico.es/448806/cayo-lara-a-lo-mejor-somos-nosotros-los-que-tenemos-que-llamar-al-psoe-para-gobernar

CARTA A LA DESAFECCIÓN POLÍTICA

Me dirijo a ti. 

Sé que suficiente tienes con lo que tienes. El colegio, el trabajo, lo caro que es comprar, lo duro que es mantener lo que habías conseguido a costa de endeudarte con el banco. Seguramente, a tu alrededor tienes gente que ha caído con esta crisis, que ha perdido su empleo, que se encuentra mal. Seguramente miras la televisión pensando que esto tenía que pasar, que viajábamos en un Crucero, en un Costa Concordia cualquiera y que, en el fondo, cuando vinieron mal dadas pasó lo de siempre. Que los capitanes huyeron del barco dejando a su suerte a la ciudadanía, sin botes salvavidas para todos. Ellos sobreviven de lo que tú pagaste, de la confianza que les diste. Tal vez llegaste a la orilla. Mira atrás, otros han muerto.

Sé que piensas que "todos son iguales". Los de unos partidos y los de otros. También, que todos tratan de engañarte para seguir llevándose el dinero. Sé que a veces crees que los que salen a la calle buscan su propio interés, como tú el tuyo, y que no es normal que llevemos un mes sin médicos en Madrid, por poner un ejemplo. Tal vez, si eres catalán, te hayan convencido de que el problema es el derroche de los españoles, que tratan mal a tu gente y no respetan tu cultura. Tal vez, si eres de cualquier lugar de España, te hayan convencido de que los catalanes son unos insolidarios y egoístas. Da lo mismo. 

Tus odios o tus prejuicios, como los míos, pueden tener que ver con nuestra educación, con nuestra experiencia personal o con nuestras tradiciones familiares. Igual hasta el fútbol también determina parte de nuestros pensamientos, no lo sé. Igual eres católico y rechazas a la izquierda en general porque es poco respetuosa con tus sentimientos. Y seguramente tengas razón, porque en el fondo piensas como ellos: que tu iglesia no debe de mantener determinados privilegios. 

Igual siempre sentiste atracción por tu patria, respetas a tu ejército y consideras que la izquierda es irrespetuosa con esos valores. Y seguramente tengas razón, pero sería importante que en algún momento revisaras tu concepto patriótico para darte cuenta de que la defensa de los servicios públicos puede ser algo mucho más patriótico, si con ese concepto te sientes cómodo, que la participación en guerras que obedecen a todo menos a tus intereses o a los de tu país; que tal vez ese ejército del que te sientes orgulloso da cobertura al asesinato de personas como tú y como yo en otros países. ¿Dónde quieres ver a tu ejército? Piénsalo. Yo, lo tengo claro. Si ha de existir, ayudando a la población extinguiendo incendios, o viajando a otro país a ayudar cuando se ha producido una catástrofe natural. 

No encuentras acomodo en ninguna opción política. Ves que todos juegan a lo mismo. La derecha no te aporta soluciones y te priva de derechos.Te han mentido y lo sabes. Los del PSOE navegan sin rumbo. Se saben cómplices de lo que ha ocurrido y les cuesta mirar a la cara de la gente. Hay otras opciones pero salen poco en los medios. A los que están más a la izquierda les ves todo el día peleándose y, a veces, defendiendo posturas que consideras radicales, que te asustan un poco. Pero no hay nada más radical que esta crisis, eso tenlo en cuenta. Por el centro, aparece un "no sé qué" y un "qué se yo". Tal vez puedan recoger tu desencanto con los grandes partidos, crees a veces. Pero, cuando curioseas un poco, encuentras exactamente lo mismo que ya tienes en este país.

Yo no quiero confrontar tus ideas. No vengo a convencerte de nada. Te dicen que los grandes sindicatos solo tratan de mantener sus privilegios y aprovecharse de esto y tú así lo crees, porque habrás conocido a algún delegado sindical con más cara que espalda. Pero, solo un matiz. Ni todos son como él, ni todos son como tú. 

Si has decidido ignorar la política, si crees que todo es lo mismo, si piensas abstenerse en el primer proceso electoral que venga, o votar otro cambio hacia lo mismo de nuevo, yo solo quiero que tengas en cuenta que eres igual que cualquiera de los que lanzan toda esa palabrería en sus medios, que no eres menos que nadie, que tienes derecho a defender tus ideas y a que se respeten, como debes hacer tú con las de los demás. Que la sanidad no es gratis, porque la pagas todos los meses. Que el paro que cobra tu amigo o familiar tampoco lo es, porque contribuyes a él con mucho esfuerzo mes a mes. Que el resto de servicios que ahora se van perdiendo los pagas cada día, en cada compra, en cada gestión, con los impuestos. Que nadie te ha regalado nada, en definitiva. Pero también, que lo que estás perdiendo ahora, te costará mucho recuperarlo. No esperes demasiado tiempo hasta darte cuenta de que es importante.

Igual algunos términos de los que usamos te suenan antiguos. Igual te parece místico hablar de conciencia de clase, de lucha obrera y cosas así. No los uses. No hace falta ningún carnet. No es necesario ponerse detrás de unas siglas. Solo es necesario que tengas presente que hay mucha gente defendiéndote a ti y a todos, y que necesitamos ser muchos más. Que nos vendría muy bien tu ayuda, pero que si no quieres o no puedes participar, contamos contigo igualmente para intentar que esto sea lo menos injusto posible, para que quienes han creado esta estafa, que no es más que una gripe de invierno dentro de un sistema enfermo, paguen las consecuencias. Que por muchas mentiras que nos cuenten, no nos van a doblegar. Porque compartimos algo: creemos en la gente a la que queremos y queremos para ella justicia e igualdad. Y, por eso mismo, debemos de ser conscientes que eso es lo que necesitan todos, aunque no les conozcamos. Solidaridad, no caridad. 

Solo una cosa más. Conozco gente dispuesta a cambiar esto, dispuesta a pelear por ti y por todos. Y sí, muchos son políticos. Lucharán contra el silencio de los telediarios, contra una Ley Electoral injusta y contra sus propias discusiones internas. Pero tenemos que ayudarles.