jueves, 31 de enero de 2013

¿POR QUÉ PARTICIPA ESPAÑA EN LA GUERRA DE MALI?

El 30 de enero de 2013, mal y tarde, el Congreso de los Diputados aprobó por mayoría aplastante la intervención de España en la guerra de Mali. Con el apoyo de PP, PSOE, UPyD, CIU y PNV, se acordó que un avión Hércules hiciera de taxista para soldados africanos entre Dakar y Bamako, que se desplacen 50 instructores durante 15 meses para instruir al ejército maliense y liberar el espacio aéreo para que Francia pueda desplazarse con comodidad. Digo mal, porque a la mayor parte de los grupos en la oposición les parece una intervención simbólica, ridícula, y demandan una participación mayor en la guerra. Digo tarde, porque esto se ha movido después de que el avión pusiera rumbo a Senegal, es decir, antes de que se aprobara formalmente por el Parlamento, dotando de cierta ilegalidad a esas decisiones hasta el día de ayer. El coste de la operación se cifra, por cierto, en 3,8 millones de euros.


¿Por qué se queja el PSOE y los demás grupos pro-guerra*? Porque siendo coherentes con el discurso que lleva a la intervención francesa, si tan peligrosos son los yihadistas que se han agrupado en Azawad y Argelia, si ponen tanto en riesgo la seguridad de España, tal vez se hubiera esperado una intervención de mayor calado. Es decir, si nos creemos el discurso, y tan grave es, demostramos una debilidad enorme con nuestro aliado antiterrorista favorito (Francia) mandando menos apoyo que Bélgica. Además, siendo uno de los posibles mayores perjudicados si AQMI y sus aliados se hicieran con el control de la zona. Parece, desde ese punto de vista, un sinsentido tener mayor presencia en Afganistán que a 1.000 kilómetros de nuestras fronteras, con un problema de similares dimensiones.

Vamos a suponer que lo que cuentan expertos vinculados a la izquierda es falso. Vamos a suponer que se equivocan, que ven fantasmas donde no los hay. Pensemos entonces que no hay intereses comerciales, que es falso que la razón es el uranio y el oro, que Francia no trata de preservar su presencia en la zona, lo que le lleva a tomar un papel protagonista (como en Libia). Vamos a creernos que Occidente nada ha tenido que ver con el golpe de Estado en Mali hace unos meses, que nadie podía esperar que la caída de Gadafi liberara armas que se desplazaran hacia los grupos extremistas, que nadie podía llegar a contemplar la posibilidad de que los Tuaregs volvieran con fuerza a sus reivindicaciones nacionalistas. Vamos a descartar, por completo, que China esté detrás de esto, que a Francia le preocupe perder su lugar de privilegio en las relaciones comerciales y que las grandes compras de suelo que China realiza en aquel país no tengan absolutamente nada que ver. Vamos a limitarnos a lo que a la gente le asusta, a lo que funciona. 

Hablemos de terrorismo entonces.

Investigadores del Real Instituto Elcano afirmaron, en un informe que obvia completamente cualquier interés comercial y la situación histórica de los tuaregs, que AQMI y el condominio terrorista instalado en el Norte de Mali siempre tuvo en sus malas oraciones a España. Rastrean así cómo una y otra vez dirigentes de AQMI y de la propia Al Qaeda han mencionado a España y, concretamente, la recuperación de Al-Andalus, como uno de sus objetivos prioritarios. Algo, que lleva a que España deba posicionarse no solo junto a su aliado, sino seriamente para defender su propia seguridad. Como se dice textualmente, "cabe entender los avatares de la amenaza terrorista en el norte de Mali como algo que ha ocurrido y está ocurriendo en nuestro propio patio (...) Nuestro país debe de implicarse en consonancia con el modo y grado en que le afecta aquella amenaza"**.

Pero por otra parte, encontramos otro artículo en el que Javier Jordán, con un curriculum que muestra un alto grado de conocimiento sobre el terrorismo yihadista***, muestra una perspectiva crítica con respecto a algunas afirmaciones que tienen que ver con esta amenaza terrorista. Dice el autor que se habla del peligro asociado a que se creen campos de entrenamiento para lanzar atentados en Europa y que, como está constatado, el yihadismo de AQMI menciona con mucha frecuencia a España. Sin embargo, un análisis de las acciones terroristas cometidas por Al Qaeda y asociados se muestra de la siguiente manera:

Vinculación de incidentes terroristas con organizaciones superiores (2001-2012)
http://seguridadinternacional.es/gesi/es/contenido/la-intervenci%C3%B3n-militar-en-mal%C3%AD-y-el-terrorismo-en-europa-un-an%C3%A1lisis-cr%C3%ADtico
Se observa cómo, precisamente, desde que el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (circunscrito a Argelia) se transforma en AQMI, el número de atentados o intentos de atentado ha bajado de forma clara. Por otra parte, el segundo gráfico muestra algo aún más significativo: que no existe una peregrinación peligrosa de yihadistas de todo el mundo que acuden a esta zona para alistarse a la causa, que siguen peregrinando hacia otros lugares como sucede, más recientemente, con el caso de Siria, lugar donde, por cierto (y eso lo digo yo, no el artículo) los yihadistas no resultan tan molestos sino, más bien, al contrario. 

Paso por campo de entrenamiento o frente de conflicto armado (2001-2012)
http://seguridadinternacional.es/gesi/es/contenido/la-intervenci%C3%B3n-militar-en-mal%C3%AD-y-el-terrorismo-en-europa-un-an%C3%A1lisis-cr%C3%ADtico
¿Por que AQMI amenaza tanto y actúa tan poco? El autor lo tiene claro: el problema existe, es claro y las precauciones son necesarias. O no pueden (porque han sido debilitados por golpes policiales) o no quieren (porque su interés no está en atentar en Europa en este momento, sino en ganar influencia en la zona. Como dice el autor, "lo ideal habría sido que hubieran protagonizado la operación militar los países vecinos a Malí. Ellos son los primeros interesados en evitar la inestabilidad irradiada por la actividad yihadista en el norte de aquel país".

Y con ello llegamos a lo de siempre, al Teorema de Thomas (Lo que se define como real, es real en sus consecuencias) Tenemos que ser conscientes del peligro que representa el extremismo religioso, debemos saber que España tiene un alto riesgo de sufrir atentados (por su historia, por su posición geoestratégica), pero... ¿El hecho de intervenir no puede provocar un efecto perverso? Es decir, ¿Podría ocurrir que los riesgos se acrecienten por el hecho de intervenir? ¿Que AQMI cambie de estrategia al ver invadido el que considera su territorio, aunque no lo sea? ¿Que considere la intervención como un agravio al que hay que responder? ¿No es posible que la presencia de tropas europeas lleve a cambiar los "hábitos de peregrinación" de terroristas? ¿Hemos olvidado el efecto llamada de Iraq? ¿Y sus consecuencias? ¿Estamos creando un Afganistán a mil kilómetros de nuestras fronteras? ¿Para qué? Y, sobre todo, ¿No había otras alternativas que la intervención bélica?

Por el momento, la guerra de Mali se cobra muertos que no aparecen en televisión, atiende a una urgencia (que los yihadistas tomaran Bamako) de la que se recogen pocos testimonios. Sí, hemos visto a un soldado francés con una careta de mal gusto, pero muertos bien pocos. Es una guerra ciega, sorda y muda, en la que cuentan que se están recuperando con rapidez los núcleos urbanos, que los radicales queman bibliotecas como hacían los talibanes (esos con los que ahora se negocia), en la que expertos en la zona hablan de que los núcleos rurales, el desierto, no será tan fácil de recuperar, que se desarrollará una guerra de guerrillas o de baja intensidad, que se sostendrá en el tiempo, provocando una violencia y muerte aun más solapada.

Y otra cosa. En estos lugares, ¿No hay civiles? En un país donde la edad media es de 16 años y la esperanza de vida de 49 años, la única pregunta que me hago es ¿A cuántos peligrosos terroristas de menos de 16 años están matando los soldados franceses con el apoyo de nuestro Parlamento? 

El problema de Mali no es lo que quieren que sea. Sin recursos naturales tan preciados no habría "problema" en Mali. Pero sí, tal vez, la profecía del peligro para Europa acabe autocumpliéndose. De ser así, no lo olviden, será con una pequeña pero simbólica colaboración de los 302 diputados que el 30 de enero de 2013 votaron a favor de nuestra participación allí. El 11M late en las vidas de muchos cada día. 

*http://politica.elpais.com/politica/2013/01/30/actualidad/1359576018_703345.html

**http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/terrorismo+internacional/ari3-2013_reinares_norte_mali_amenaza_terrorista_espana

***http://seguridadinternacional.es/gesi/es/autores/javier-jord%C3%A1n

* Lista de Diputados que votaron la intervención de España en la Guerra de Mali: 
http://www.congreso.es/votaciones/InvocaReport?sesion=81&votacion=1&legislatura=10

* Algunos artículos que mantienen la teoría de los intereses comerciales por encima de las preocupaciones terroristas.
Javier Couso: http://hablandorepublica.blogspot.com.es/2013/01/intervenciones-estacion-final-china.html
Nazanin Amirian: http://www.lamarea.com/2013/01/26/china-y-la-invasion-a-mali/
Víctor Arrogante: http://www.diarioprogresista.es/mali-estamos-en-guerra-22337.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada